Cómo compensar los excesos de Navidad

Eloy Soto, coach nutricional, nos da algunos consejos para que el deporte y los buenos hábitos sigan estando presentes a final de año

Llegan las navidades y ya sabemos lo que siempre pasa: reuniones, comilonas, cenas… hábitos extraordinarios que hacen que engordemos una media de 2kg a 4kg. Es importante mantener una dieta equilibrada durante todo el año y cuando llegan estas fechas parece que se nos olvida.

A continuación, Eloy Soto, Diplomado en nutrición humana y dietética, Licenciado en Ciencia y Tecnología de los Alimentos y coach nutricional, nos da algunas claves para que la alimentación y la actividad física sean más llevaderos en esta época.

En la mayoría de los casos, se reducen a siete los eventos en los que más pecamos: Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo, roscón de Reyes, cena de empresa y otra con amigos. Si bien, lo recomendable es que el resto sean comida normales.

“No saltarse ninguna comida especialmente desayuno y cena, que es lo más habitual”, explica Soto. “Seguir y elegir mejor, aumentar el consumo de frutas y verduras durante los días que no hemos marcado anteriormente y no reciclar las sobras de estos días o repartirlas más”, continúa. Por ejemplo, si te han regalado una cesta de navidad, no es necesario que te lo comas todo ahora. Tal y como indica el nutricionista, “se puede cocinar una cantidad menor para estos días y repartir entre todos los asistentes para que esa cena típica luego no se tenga que consumir entre unos pocos”. En cuanto a las bebidas, es preferible reducir el volumen. Si bien, es más recomendable una bebida fermentada que destilada.

Sobre la actividad física a llevar a cabo, el coach nutricional nos habla del ‘ocio activo’: “La reunión con amigos puede convertirse en un partido previo (pádel, fútbol) al igual que las actividades que solo se pueden realizar en invierno como esquiar e incluso las pistas de hielo, que cada vez aparecen en más ciudades”. También, realizar actividades extraordinarias o estacionales, nos puede ayudar a romper la rutina del entreno si el objetivo es salud y resultan más estimulantes. ¡Recuerda!

  • Los alimentos calientes distienden las paredes del estómago, opta por las sopas.
  • Aumenta la ración de frutas y verduras junto con pescados.
  • Piña y papaya como postre, ya que contienen papaína y bromelina respectivamente, enzimas proteolíticas que nos ayudar a mejorar la digestión de dichos alimentos.
  • Para favorecer un buen descanso y recuperarnos de un exceso, el hummus es la receta más indicada. Esta crema de puré de garbanzos contiene semillas de sésamo y ayudan a liberar serotonina.

Sin duda, “cuando mayor sean esos pequeños gestos y más se mantengan en el tiempo, mayor será el beneficio”, concluye Eloy Soto.

Te invitamos a compartir este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Te puede interesar también:

¿Quieres digitalizar tu gimnasio?

Solicita una demostración Online gratuita.

Nuestras cookies son bajas en calorías.  Saber Más